Recuerdos del pasado. Rescate en alturas de dos trabajadores

Erase un  miércoles 26 de noviembre del año 2014 a eso de las  11.00 horas cuando nuestra pieza de material mayor RX-7 es despachada a las calles Libertador B. O¨higgins y Dr. Raúl Corvalán Melgarejo  la ubicación  exacta era el  Hotel Crown Plaza ;  la misión  rescatar a dos trabajadores limpia-vidrios que literalmente habían quedado colgando desde el piso 22 de dicho hotel,  al fallarles el andamio.

La maniobra fuera de ser compleja o delicada,  concluyó con éxito y en ella intervino el Voluntario Activo de esa época  Daniel Maurel E. actual Teniente Tercero, quien fue el primero en descender y rescatar entre sus piernas (ver foto) a uno de los trabajadores que peligraba de caer al vacío.

En esta  maniobra, también participó otro Voluntario rescatista de la Sexta Compañía quienes pudieron demostrar el excelente nivel de preparación de ambos Operadores Grimp al rescatar desde una altura considerable a ambos trabajadores sanos y salvos..

Con esta nota,   7 CBS.  persigue rescatar y valorar  aquellos actos que son importantes de destacar, donde de una u otra forma  él  o los Voluntarios Séptimos son partícipes directos de actos dignos de recordar a pesar del tiempo transcurrido.

A continuación se muestran notas con  la cobertura periodística relatando con detalles lo ocurrido.

Exitoso rescate de los dos limpiavidrios que quedaron colgando del piso 22 del hotel Crowne Plaza de Santiago

Su andamio falló y quedó inclinado en unos 45 grados. Dos bomberos descendieron de la azotea y los ataron a sus arneses ante el riesgo de caída, en un trabajo que duró 40 minutos. La escalera de los carros sólo llegaron hasta los 50 metros, lejos de donde estaban.

Bomberos rescató sanos y salvos a los limpiavidrios Miguel Ángel Navarro y Nelson Mella (48 y 52 años) de la empresa contratista que quedaron colgando a la altura del piso 22 del hotel Crowne Plaza en Santiago, luego de que su andamio fallara.

Ambos fueron atendidos por personal del Sapu en la superficie, y llevados a un hospital de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) para un chequeo más exhaustivo.

Los voluntarios subieron hasta la azotea del hotel y bajaron con su arnés para alcanzarlos y atarlos con el riesgo posible de que los limpiavidrios cayeran en el intento, pues uno sólo quedó atado a su arnés y el otro se equilibraba en estructura.

El descenso fue lento, duró 40 minutos, pero aparentemente sin complicaciones. Bomberos explicó que no era recomendable quebrar los vidrios para el rescate, pues había que asegurar las cuerdas del arnés.

Los trabajadores debieron aferrarse a los cables del andamio que cedió y quedó inclinado en unos 45 grados. Ante cualquier imprevisto, Bomberos desplegó una suerte de cama inflable gigante, pues la escalera sólo llegó a los 50 metros, lejos de donde se encontraban los trabajadores.

“Ambos quedaron colgando con peligro de caída de los trabajadores. Estaban con arneses y asegurados. Ambos estuvieron colgando unos 40 minutos y fueron rectados sin lesiones aparentes ni visuales”, dijo el teniente segundo de la 8º compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago, Marcos Vergara.

“Era una situación de riesgo inminente de la vida. Sin embargo, el apoyo de Bomberos, el Gope y el sistema de seguridad”, añadió el mayor Carlos Bocaz de Carabineros.

Bomberos de ocho compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) participaron en la emergencia que incluyó a especialistas de la unidad de rescate en altura GRIMP.

Carabineros reguló el tránsito en la calzada sur de la Alameda con Doctor Ramón Melgarejo.

img_4052 img_4051 rescate-en-alturas-crown

MMR.